Frases hechas sobre el cuestionamiento:

-“uno no puede ser feliz cuestionando todo”

-“no se puede andar analizando todo y preguntándose todo, uno tiene que divertirse y pasarla bien lo más que pueda”

Cuando se invita a la gente en general, en la vida diaria, a cuestionar ciertas cosas, o se sugiere algún cuestionamiento profundo sobre algo, la reacción más común es, que primero se intente defender a lo que se está cuestionando, o sea, se intenta defender lo establecido; y después es muy común también que se suelten algunas de esas dos frases de arriba o alguna parecida como conclusión, como un punto final. También deberíamos mencionar otra reacción común: desacreditar a quién cuestiona, tildarlo de ignorante, de estúpido, de loco, o de alguien “que no sabe disfrutar de la vida porque todo lo cuestiona” o “que se niega a adaptarse”.

No es signo de buena salud estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma” dijo alguien.

Igualmente suena razonable la idea: si uno anda cuestionando las cosas y analizando mucho ¿dónde queda la diversión? ¿cuándo uno la “pasa bien” de esa forma?

Veamos, en principio la diversión se ha convertido en algo tremendamente importante, parece ser la única forma de “pasarla bien”, y se asocia al entretenimiento, ¿verdad? Es por eso que existe una industria gigantesca del entretenimiento con shows de TV, medios masivos, diarios, revistas, boliches bailables, parques de diversiones, juegos de computadora, drogas, alcohol y todo tipo de entretenimiento para mantener la mente humana entretenida. Todo esto para que ninguno de nosotros tenga que pasar por esa experiencia tan terrible y atroz que es: el aburrimiento. Hemos inventado un universo dedicado a matar el aburrimiento, evitamos a toda costa quedarnos a solas con nosotros mismos, tenemos un miedo inmenso a eso, tenemos que llenar nuestro tiempo con alguno de estos entretenimientos. ¿Por qué? Bueno, la pregunta no debe formularse ya que, “cuestionar es aburrido” (y por ende fatal), asique por supuesto eludamos la pregunta.

Parecería que no nos gusta reflexionar demasiado, y mucho menos profundamente. Preferimos decir y pensar que ciertas cosas “son así y punto” ¿porqué?. Porque alguna vez escuchamos decir algo a nuestros padres o a alguien cercano, o en tv, o en la escuela, o en ciertos libros o diarios, y nos quedamos con eso creyendo que esa es “nuestra opinión”. Y así nos quedamos contentos de que resolvimos el problema y de que tenemos las respuestas a casi todo, y más aún si esas respuestas justifican ciertas acciones o formas de vida que influyen en los demás de forma negativa, o “explican” porque algunos tienen mas “suerte” que otros, etc.

Quizás en el fondo sabemos que reflexionar profundamente nos llevaría a darnos cuenta de que muchas de las “verdades intocables” que creemos poseer desde hace mucho tiempo, y que forman parte de nuestra personalidad, no son tan “intocables” como creemos (creer no es saber). Lo cual desembocaría lógicamente en que debemos revisar nuestras conductas, nuestra forma de vida, y cambiar (si es que nos parece necesario vivir más honestamente con uno mismo y por ende con los demás). Y el cambio (el cambio profundo, no ciertos “parches y retoques”) es algo a lo que le tenemos terror y que consideramos extremadamente difícil, sino imposible.

Bien, pero nadie dice que no haya que divertirse y tener buenos momentos, pero si vemos realmente que en el mundo hay algo que no anda para nada bien (pobreza y miseria masiva, guerras, violencia y corrupción sin límites, prejuicios de todo tipo, etc, etc), deberíamos preguntarnos unas cuantas cosas y analizar la situación, ¿no es cierto?

Cuando en nuestra vida tenemos que resolver una situación urgente, complicada o conflictiva, ¿qué hacemos? Buscamos terminar con el problema de alguna forma, ¿verdad?

Es cierto que si bien hay muchos, muchísimos de nosotros que vemos que algo anda mal en la sociedad, también hay muchos otros que dicen que no es así, que “no está todo tan mal” o también dicen que “es la forma en que es y no va a cambiar”, o que “ahora es así y si algún día se produce un cambio, va a ser en un futuro lejano que ni vos ni yo vamos a ver”.

Quizás creemos que “nosotros no tenemos nada que ver” y que además “no podemos hacer nada al respecto”. Esas son ideas reconfortantes, ya que nos desligan por completo de cualquier responsabilidad propia en lo que sucede. Parecería que no queremos enfrentar que es lo que realmente está sucediendo. No queremos enfrentar por ejemplo el hecho de que nuestras conductas, nuestras formas de relacionarnos, nuestros patrones mentales y formas de vida, influyen directamente en el estado de la sociedad actual. O si no nos gusta verlo de esa manera, al menos debemos ser conscientes de que negando eso o suprimiéndolo por completo, lo que obviamente hacemos es sostener el estado actual de la sociedad al no cuestionar nada, a resignarse o a creer en el estilo de vida que propone y promociona el sistema y, en el mejor de los casos, solo quejándonos de todo lo que anda mal, que es casi todo, y culpando a quién mejor nos parezca…

¿Por qué los llamados grandes pensadores y filósofos, escritores, científicos, algunas figuras religiosas, humoristas, y artistas de todas las ramas del arte nos han dicho a lo largo de la historia de la humanidad y nos siguen diciendo una cantidad innumerable de veces que algo anda mal?

¿Por qué han cuestionado lo establecido tantas veces estos grandes pensadores, científicos y tantas grandes obras de la literatura y del arte en general (canciones, poesías, obras de teatro, películas, pinturas, etc, etc), que nos hacen reflexionar y darnos cuenta, al menos por un instante, de que la vida que llevamos es bastante incoherente y que no es la única forma de vivir que existe?

¿Nos molesta? ¿Nos incomoda que se diga que vivimos una vida incoherente?

Por ejemplo: ¿cuántos de nosotros aceptamos el hecho de que al dividirnos en países/naciones generamos conflictos, violencia, guerras, etc.?

¿Qué tan poco dispuestos estamos a aceptar hechos tan simples? alguien dijo alguna vez.

¿Cuántas veces nos hablaron del amor? ¿Cuántas veces confundimos el amor con el dolor, con los celos, con el sexo, con el egoísmo, con el sentido de propiedad y con la contradicción? ¿Es eso el amor verdaderamente, o el amor es algo completamente distinto a todo eso?

Si creemos que el amor tiene que ver con todo eso, si creemos que cuestionar, analizar, dudar, tener un pensamiento crítico es “aburrido” o “anti-felicidad”: bien, adelante, las cosas seguirán como están porque no habrá cambio alguno. Puede haber “parches”, “retoques”, que no son cambios, sino que son “enmiendas temporarias” que no arreglan los problemas de raíz, y que ayudan a no enfrentar la base misma de la cuestión.

Pero si tenemos la valentía y la honestidad de observar, nos daremos cuenta que una historia (la historia de la sociedad, sobre todo la “oficial”), NO es la verdad de las formas…

Entonces, vivamos los buenos momentos, seamos felices: pero JUNTOS, no divididos. Sin ser ciegos de los patrones mentales y de las formas de vida que no nos han ayudado, viviendo de forma mecánica, sin escuchar, queriendo “ganar”, queriendo “tener la razón”, queriendo “ser mas” que otros y aceptando lo establecido como la verdad, como “lo que está bien”, como “lo normal”, o con resignación. Esos comportamientos influyen directamente en la sociedad, porque la sociedad somos todos y cada uno de nosotros.

Con estas palabras no se busca decirle a nadie como vivir. No aceptes ni rechaces lo que aquí se dice, no se trata de eso… Se trata de investigar juntos las causas y las consecuencias de una forma de vivir establecida que genera lo que está sucediendo AHORA en el mundo.

¿Qué es lo que sucede?, bueno: solo mirá a tu alrededor…

About these ads
Esta entrada fue publicada en Diálogos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Frases hechas sobre el cuestionamiento:

  1. Pablo Lamberto dijo:

    Difícilmente el mundo pueda mantenerse unido. Somos 6.500 millones de personas y aumentando, y si tenemos en cuenta que cada uno de nosotros es único la cosa se vuelve aún más difícil. Según me informa Google (deformador de culturas que sin embargo nos da la sensación de trabajar en su democratización) fue León Tolstoi quien dijo “Pinta tu aldea y pintarás el mundo”. El planeta es inabarcable y, más que nunca, la forma de trabajar por él es desde lo local, con objetivos micro y esperar a que algo grande suceda. Ni siquiera los más grandes líderes (Mandela, el Dalai Lama, por decir dos que están vivos) trabajan más que para una comunidad a pesar que su mensaje se traslade a todo el mundo; no es poco. Aunque vaya contra el sentido de este blog hay que decir que la frase popular de “quien mucho abarca poco aprieta” rige como ley incuestionable. Si no se empieza por quienes nos rodean y conocemos mejor no puede hacerse nada por los demás. Espero por más posteos, ¡saludos!

    • cuestionar dijo:

      Pablo: es interesante lo que comentás. En este texto en particular no se hace referencia a lo que vos decís (que es cierto). No puede cambiar lo “macro” si no empezamos por cada uno de nosotros. Se empieza por el cambio individual, es decir, por uno mismo. Si uno mismo no hace un cambio profundo, no puede pretender que lo “macro” vaya a cambiar. Obviamente que con que unos pocos cambien tampoco va a cambiar la sociedad, pero si muchos logramos reconocer las conductas y patrones mentales que provocan conflictos, seguramente si… Esto lo mencionamos en otros textos de este blog, quizás haya que hacer más enfasis en esto en cada uno de los textos sin temor a repetir mucho lo mismo. Quizás haga falta aclarar también que esto no es una especie de “oráculo” o de alguien que alcanzó la “iluminación” y quiere transmitir sus grandes conocimientos con los demás, es simplemente un diálogo, un análisis que podriamos hacer JUNTOS, en vez de lo que estamos acostumbrados: ver quien tiene razón o no, o quién es mas “sabio”, etc. Espero que esto te haya sido de utilidad, o sino podemos seguir dialogando. Gracias y un abrazo grande!

  2. Me encantó el post!
    La idea de Pablo es correcta también, pero no coincido del todo.
    Me gusta la idea de que podamos dialogar JUNTOS, y admitir que absolutamente todos podemos tener algo de razón en algún momento y que absolutamente nadie es dueño de La Verdad.
    Ahora, yo me cuestiono, si los humanos somos seres inteligentes, por qué sólo algunos llegan a este tipo de conclusiones a través del tiempo, y las sociedades de todas las épocas tuvieron la tendencia a “entretenerse” más que a “cuestionarse” (lo que se dice en este post, es válido para varios pasajes de la historia, no es de ahora). Los cuestionamientos fueron siempre “aburridos” no importa desde cuando. Sólo los filósofos y los científicos comenzaron a cuestionar todas las cosas que nos rodean.
    Será que en realidad está en nuestra naturaleza humana tender a cuestionarnos y a la vez a hacer exactamente lo contrario y entretenernos con cualquier cosa con tal de no pensar?
    Si es así, simplemente no podemos ir contra nuestra propia naturaleza.
    Habrá quienes se cuestionen y quienes prefieran entretenerse.
    Creo que los cambios en la sociedad se dan en el momento en que madura lo suficiente como para “darse cuenta” colectivamente, no antes.
    Para mí, cambiar la sociedad no es el trabajo de algunos pocos que puedan “iluminar” al resto del mundo, es un cambio que viene desde dentro mismo de la colección de personas que formamos la sociedad.
    A mi me gusta creer que hay una “física social” que es la que va cambiando para bien y para mal las sociedades en todo el mundo.
    Los cuestionamientos por lo tanto, nos quedan como un ejercicio obligatorio que tenemos que hacernos en algún período de nuestra vida, y coincidirá o no con un cambio importante en la sociedad, pero que sin dudas, generará un cambio en nuestro propio entendimiento del mundo que nos rodea.

    • cuestionar dijo:

      Javier: Es bueno ver que muchos de nosotros vemos que la “unidad” es algo posible y no algo utópico. Ver que los seres humanos podemos construir JUNTOS, en vez de dividirnos por cosas tribales como la política, la economía, las nacionalidades, las idelogías, las creencias, las religiones, las tribus urbanas, los equipos deportivos, etc etc. Hay que tener mucho cuidado cuando hablamos sobre lo que vos comentás, sobre la “naturaleza humana”, porque cuando afirmamos que “los seres humanos somos de tal o cual forma, que es genético, natural, etc”, podemos caer en la conclusión de que “somos así y que no se puede cambiar nuestra naturaleza”. Ese tipo de afirmaciones/conclusiones pueden llevarnos a la resignación, y al final del diálogo, del cuestionamiento, de la investigación, porque dijimos “no se puede, es asi y punto”, y con eso finaliza todo diálogo o investigación. Mas allá de todas estas diferencias superficiales que se generan a raíz del ego, o sea, de centrarse en uno mismo y de darle mucha importancia a lo que pensamos o creemos individualmente, de temer al estar “equivocados” o, al cambio, las personas, en un nivel fundamental, somos iguales: todos buscamos seguridad, todos tenemos miedo (en diferentes formas pero la raíz es la misma: el miedo), todos sufrimos o tenemos momentos de alegría, etc, etc. En definitiva TODOS los seres humanos estamos en la vida, por mas que a algunos los llamemos “ricos, pobres, poderosos, no poderosos, capitalistas, comunistas, religiosos, ateos, etc, etc” TODOS estamos en la vida, y eso, solo eso, nos hace ser iguales en un nivel fundamental. Seguramente que esto son solo unas palabras breves que no puden abordar un tema tan complejo como este, pero es por eso que deberíamos seguir el diálogo y la investigación, y así, poder vernos tal cual somos, no como deberíamos ser, y que ese entendimiento… nos haga dar cuenta de lo que no nos ha ayudado y… transformarnos. Gracias y un abrazo!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s